Liposucción

lipectomía asistida por succión

Un contorno esbelto y natural

En qué consiste la liposucción:

La liposucción es un procedimiento que remueve permanentemente los depósitos de grasa de un área específica del cuerpo, sobre todo en aquellas que no se han podido eliminar con dietas o ejercicio.

Los resultados de la liposucción son mejores cuando mantienes un peso estable y gozas de buena salud.

Cómo se realiza la liposucción:

Durante la liposucción, el cirujano hace una pequeña incisión en la piel para insertar una cánula en la capa de grasa a remover, dicha cánula está conectada a un aparato de aspiración. La intervención dura de una a cuatro horas, dependiendo de la cantidad y la ubicación de la grasa a eliminar.

La liposucción es un procedimiento ambulatorio que se lleva a cabo en un hospital o clínica, requiere anestesia general, regional o local, dependiendo del caso. Por lo general, la paciente puede regresar a su casa el mismo día de la liposucción.

Es posible que haya inflamación y aparezcan moretones que disminuirán con el paso de los días. La recuperación promedio de la liposucción es de una a dos semanas según la cantidad de grasa retirada, así como de la zona en que se trabajó.

La liposucción puede estar indicada para ti, si:
  • Tienes depósitos de grasa que no “encajan” con el resto de tu cuerpo y que no desaparecen con dieta y ejercicio
  • Quieres un cuerpo más definido y contorno más elegante en ciertas áreas de tu cuerpo
  • Tienes buena elasticidad de tu piel
  • Presentas buena salud, tienes una actitud positiva y expectativas realistas
Recomendaciones después de la liposucción:

Es importante seguir las instrucciones específicas del doctor tras la liposucción.

Utilizar una faja que comprima el área operada para un mejor contorno y modelado hasta que la piel se ajuste. Puede tomar varios meses para ver el resultado final.