Infiltración de grasa

Resultados duraderos

En qué consiste:

La infiltración de grasa en la cara, que se conoce también como lipofilling facial, es un procedimiento que ayuda a eliminar la flacidez en el rostro para recuperar su volumen y tersura.

Consiste en la extracción de grasa del abdomen o la cintura del mismo paciente, para posteriormente infiltrarla en las zonas de la cara que se requiera: surcos nasogenianos, mandíbula, pómulos, entrecejo.

Con ella se reducen la expresión de cansancio y envejecimiento.

Cómo se realiza:

Cirugía ambulatoria que requiere de anestesia local y sedación. La grasa extraída se prepara separando sus componentes y se inyecta en las zonas que lo requiera para lograr los resultados deseados.

La infiltración de grasa puede estar indicada para ti, si:
  • Tienes muy marcados los pliegues a un lado de la nariz y boca
  • Luces arrugas profundas en el entrecejo u otra áreas de la cara
  • Se observan huecos a la altura de los pómulos
  • Presentas buena salud y expectativas realistas
Recomendaciones:

Procedimiento de rápida recuperación, se recomienda reposo relativo por dos días. La cantidad de grasa que se mantiene es permanente, pero ésta al igual que el resto de la grasa de tu cuerpo cambia con la ganancia o pérdida de peso.