Cirugía de cuello

Cervicoplastia

Tu perfil bien definido, atractivo y firme

En qué consiste:

Uno de los procedimientos más comunes como parte del rejuvenecimiento facial es la cirugía de papada.

Cuando se desea dar firmeza y definición al cuello, ya sea porque hay exceso de grasa, el músculo ha perdido su firmeza y la piel luce flácida, este procedimiento brinda resultados realmente espectaculares.

Cómo se realiza:

Depende del problema, las opciones van desde una liposucción solamente, hasta hacer incisiones en el cuello por debajo del mentón y/o detrás de las orejas.

Para eliminar el exceso de grasa y la flacidez del músculo se hace una incisión debajo de la barbilla y se extrae la grasa de forma directa o por medio de liposucción; el músculo se tensa con puntos de sutura que se reabsorberán al paso de los días. La cicatriz es pequeña e imperceptible. En algunos casos, cuando hay excedente de piel, se reseca un segmento de ésta para devolver la forma natural del cuello.

Es una cirugía ambulatoria que requiere de anestesia local y sedación.

La cirugía de papada puede estar indicada para ti, si:
  • La piel del cuello es demasiada flácida o colgada y te hace parecer con más edad de la que realmente tienes
  • Sientes que tu cuello tiene mucha grasa y es abultado
  • Has perdido la definición de la mandíbula y quieres recuperarlo
  • Tienes exceso de piel y arrugas en tu cuello
  • Presentas buena salud y expectativas realistas
Recomendaciones:

Por lo general este tipo de procedimiento requiere de entre una y tres semanas de recuperación, dependiendo del caso. Si se tensa el músculo y se elimina el excedente de piel el cuidado en casa y el resultado final puede tardar varias semanas.